7 de març 2013

SERENIDAD

La gama de los ámbares nos aporta serenidad, pero serenidad activa. Es una contemplación placentera, porque este ocaso es un contraste entre nubosidad azulada y anaranjada potencia del astro rey. Invita a la introspección, a la activa reflexión. ¡Hay nubes, pero detrás de ellas siempre está el brillo de la presencia! Así a veces nos podemos sentir nosotros, como si un nubarrón, una preocupación, nos tapara, nos oprimiera...pero siempre, siempre, detrás de la nube está la respuesta, ¡NUNCA ESTAMOS SOLOS!

2 comentaris:

goge ha dit...

muy buena entrada saludos

LUZ DE LUNA ha dit...

Saludos Goge, nos alegramos mucho de que te guste este lugar. Te leemos y te conocemos por tu blog, que es especialísimo y nos encanta. Lo conocemos a través del enlace que tiene Candela en su blog de Aprender a Vivir.
Te enviamos un abrazo muy muy fuerte.
¡Nos gusta que te guste este sitio!