29 d’abr. 2013

AMBAR

Ambar. Un color relajante pero a la vez que sirve para mantener la atención. Alerta calma, diría yo. 
El ámbar es un color recomendado para los niños. Mucho mejor si es en forma de piedra: el ámbar mineral. Calma a los niños demasiado activos, y armoniza sus sensaciones, matizando su carácter. Un collar de piedrecitas de ámbar, una pulserita, seguramente ayudará a suavizar reacciones demasiado exacerbadas. 
Ambar, el tierno color de la infancia, despierta recuerdos plácidos. La contemplación de un atardecer ámbar nos ayudará a conciliar un sueño reparador plagado de oníricas referencias ancestrales y cálidas...maternales.