17 d’abr. 2013

¡¡¡DE RISA!!!

Algunas cosas en la vida se repiten, una y otra vez, de manera que de ellas se derivan leyes antiguas que, para los que las sepan escuchar y ver, suponen enormes tesoros de saber. 
Una de las constantes del Universo es que, contra más buena es una persona, peor le suele ir en la vida; numerosos contratiempos, avatares, reveses de la fortuna...mientras, la mayoría de personas que pueden llamarse malas, suelen triunfar: nacen con una buena posición social y económica, ganan dinero generalmente pasando sobre las necesidades de los demás y son reconocidos social y familiarmente como triunfadores. O bien nos encontramos personas que han nacido en el seno de una familia que les ha otorgado toda clase de posibilidades de desarrollarse y...lo han dejado perder por falta de voluntad, de ganas de trabajar, por desidia.
Mientras suele suceder que la gente con impulso, con ganas, con ideas buenas, altruistas...se ven abocados generalmente al ostracismo por falta de recursos. 
Dios da pan a quien no tiene dientes...
Ante todo esto, la única actitud es reírse. Reírse del Universo, de sus leyes, de uno mismo, de los demás. Una vez asumida la inutilidad de las buenas intenciones, la mejor terapia es la risa: de hecho, no debemos preocuparnos en exceso: no hay mal que cien años dure.
Reirse de todo, y especialmente, de uno mismo. Risa, risa, carcajadas, alegría...
Es siempre mejor reírse en grupo que en solitario. Identifiquemos personas con nuestro mismo compromiso vital, y reunámonos para reir.Os aseguro que todo es un enorrrrrme y gigantesco cachondeo cósmico.