5 d’abr. 2013

VERDE

Los antiguos egipcios llamaban al mar Mediterráneo El Gran Verde. Aunque las aguas responden a la luz y las vibraciones del aire y a los lentos movimientos de los caminos de agua que hay en sus corrientes, cuando están contentas suelen ser verdes. Verde agua que indica la presencia de vida. 
El cielo era azul aquí. Pero el agua del lago estaba verde. 
Esmeralda, joya, que incita a sentarse en los riscos y contemplarlo.
El verde es el color de la vegetación: el color que nos devuelve la floresta después de haber captado los rojos fotosintéticos. Es el color residual que nos indica que la energía se ha transformado en materia en los diminutos laboratorios de las plantas. 
El verde es el color de la fecundidad de la tierra y de las aguas, nos indica la presencia de vida. Contemplar el verde nos hace retrotraernos a tiempos más primitivos, donde todo era más sencillo.
Es color que tranquiliza, porque muestra la sencillez arcana. Todo es mucho más sencillo de lo que parece.