30 d’abr. 2013

Y NO SE CONOCEN...

Muchas personas toman decisiones en su vida que no corresponden a su verdadera esencia. Se dejan influir por el entorno, por lo que leen, por lo que les explican, sin ser un producto de una meditación profunda sobre sus verdaderos deseos, sobre su manera de ser. Y realmente lo que sucede es que no se conocen a sí mismas.
No dejo de ver, una y otra vez, gente que toma decisiones y luego se lamenta. Lo pasan mal, y hacen pasar un mal momento a las personas que les acompañan. Suelen ser personas que aparentan una fuerza externa, un cierto grado de engreimiento que oculta la mayor carencia: la falta de autoconocimiento.
Cuando habléis con personas que parecen enormemente seguras de sí mismas, pero que no son humildes, sino que parecen en posesión de la verdad absoluta...escuchad, oid, dejad pasar el tiempo y volved a verlas. La evidencia se abrirá ella misma a vuestro ojos.