11 de maig 2013

CIENTOS DE LUNAS

Y claro, la Señora Luna no podía ser menos- no tiene que ser menos- y también se refleja en la tierra...en forma de blancas corolas. Aunque, como está enamorada del Señor Sol, tiene dentro un botoncito amarillo...es un regalo que él le hizo, para que siempre lo lleve con ella.