3 de maig 2013

DIAS PLENOS

Nunca nada es igual. Jamás nada se repite. Tal vez tengamos la impresión de que así sea, monótonos retazos de vida que somos. Pero nunca nada es igual. El cielo nos lo muestra: caminos de viento, de agua, de vapores...
Blanco y azul. Ningún día es igual. Ni el más irrelevante. Porque no hay días sin sentido.